Técnicas de conservación de alimentos

Si sales de campamento o te encuentras ante una situación de supervivencia, estos consejos para conservar alimentos te serán de bastante ayuda.


Limpia los alimentos. Esto implica lavarlos y desinfectarlos, mientras que en otros casos también será necesario quitar las viseras de ciertos alimentos.

Guarda los alimentos en un lugar fresco y cerrado. Con ello estás evitando que los alimentos se descompongan rápidamente o bien, que se llenen de bacterias que puedan ocasionarte infecciones estomacales al ingerirlos.



Salación y ahumado. Se trata de 2 métodos que han resultado ser los más efectivos a lo largo de la historia. El primero aplica para la conservación de carne, y consiste en poner una capa de sal sobre dichos alimentos; el segundo, consiste en la combinación de ambos métodos: primero es necesario salar los alimentos para después realizar el ahumado. Esto último se logra utilizando el humo que sale al quemar de forma incompleta ciertos tipos de maderas blandas.

Congelamiento, cocción y deshidratación. El primero de ellos es usado también para carnes, y con ese método, además de la conservación, se logra la eliminación y multiplicación de bacterias. La cocción por su parte, usa el calor para no dejar rastro de bacterias que pudieran provocar la descomposición de los alimentos como carnes y verduras. Por último, la deshidratación de alimentos (frutos y cereales principalmente) consiste en eliminar al máximo el agua que se encuentre en ellos, ya sea con el uso de corrientes fuertes de aire o por secado al sol. Lo anterior impedirá la descomposición de los alimentos y el mal olor.