Métodos básicos para hacer fuego

Además de mantener el ánimo en alto, el tener una fuente de calor es de los factores más importantes cuando de supervivencia se trata, de hecho, gran número de personas han sobrevivido gracias a esto.


Existen varias formas para hacer fuego y en la mayoría de ellas los elementos a utilizar son los mismos (madera seca, yesca, etc…), sin embargo lo que dificulta en su momento prender la fogata, es el generar la primer chispa o fuente de calor que provoque el fuego.

Lo anterior puedes hacerlo a través de los siguientes métodos (si no cuentas con encendedor o cerillos a la mano):



Lupa, lente o vidrio.- Esta técnica sólo sirve con el sol, y lo único que hay que hacer es colocar la lente o cristal sobre la madera o yesca preferentemente, de tal forma que el sol lo traspase. A los pocos instantes el fuego iniciará.

Fricción.- Es de las técnicas más laboriosas y el secreto está en friccionar un palo de madera blanda sobre una tabla de madera dura y si con la fricción se obtiene un polvo tipo carbón es señal de que hemos elegido bien la madera. Se debe friccionar constantemente hasta que salga humo y una vez que humee se debe agregar la yesca, soplar un poco y listo.

El saber crear una buena fogata puede salvarte la vida, así que si algún día te ves obligado a hacerla, espero sea por un viaje de campamento y no tanto por cuestiones de supervivencia.