Formas de ahorrar energía

Salvar energía no es otra cosa más que reducir notablemente su consumo obteniendo a cambio los mismos resultados que gastando más. Su ahorro implica muchos beneficios y no sólo el cuidado del medio ambiente, ya que al ahorrar energía también estamos ahorrando dinero y en muchos de los casos logramos una mejor calidad de vida.


Ya sea por ecología o por economía, el ahorro de energía es algo que involucra a todo el mundo, y precisamente por esa razón aquí te dejo más de una forma con la que puedes lograrlo.

Utiliza lo más que puedas la luz del día para hacer tus actividades.



Cambia tus focos por lámparas ahorradoras de energía.

Al irte a dormir, desconecta todos tus aparatos.

Utiliza baterías recargables (a la larga, ahorras mayor dinero y energía).

Desconecta tus aparatos de oficina y electrodomésticos cuando no los estés usando.

Apaga las luces de los cuartos y habitaciones que no estén ocupadas.

Cambia tus electrodomésticos viejos por más recientes y por tanto, con mayor ahorro de energía.

En tu oficina o trabajo, apaga tus monitores y computadoras cuando tengas que salir.

Si cuentas con calefacción o aire acondicionado, dale mantenimiento para aumentar su vida útil.

¿Sabías que hay colores que facilitan más la iluminación? Opta por aquellos que te hagan gastar menos luz, como por ejemplo los colores brillantes.