El sol para desinfectar el agua SODIS

Beber agua contaminada es una de las principales causas de enfermedad en el mundo no desarrollado. Enfermedades como el cólera, que tienen una alta tasa de mortalidad, se transmiten a través del agua contaminada.


En Occidente estamos acostumbrados a abrir el grifo y tener agua tratada, sin ningún tipo de patógeno, pero esto no es lo común en la mayor parte del planeta, en donde hay que ir a recoger agua de un pozo.

Esta agua puede estar contaminada, y una de las formas más económicas para desinfectar el agua es el método SODIS, o desinfección solar. Para el método SODIS no hace falta ningún tipo de combustible, ya que es el Sol el que actúa como tal.



El método SODIS es muy sencillo. Consiste en poner el agua que hay que desinfectar en botellas de plástico trasparente, y ponerlas en un lugar en el que el sol de con fuerza durante al menos 17-20 horas. Se recomienda ponerlas en lo alto de los tejados, pero si no es posible no pasa nada, ya que sólo hay que buscar un sitio en donde el sol incida de forma directa todo el día.

¿En qué se basa el método SODIS? Esta forma de desinfectar agua se basa en las radiaciones UVA del Sol, las cuales matan las bacterias, y reaccionan con el oxígeno del agua, liberando radicales libres que también acaban con todo tipo de patógenos. Para entenderlo mejor, es como crear una especie de agua oxigenada, pero que se puede beber ya que tiene muy poca fuerza, a diferencia de la que venden en las farmacias.

La forma de ejecutar de manera correcta este método es llenar las botellas hasta la mitad, más o menos, agitarlas y luego llenarlas. Con ello se consigue una mayor saturación de oxígeno, que es lo que nos interesa para que el agua quede desinfectada.

En cuanto a las botellas, tienen que ser lo más transparentes posibles y no tener daños, ya que ello disminuye la capacidad de desinfección del método SODIS. Las mismas botellas sirven para almacenar el agua hasta su consumo.

El método SODIS también sirve para las situaciones de supervivencia. Si alguna vez te pierdes en el campo, tienes que tratar por todos los medios de evitar beber agua directamente de fuentes, ríos o estanques, ya que puede estar contaminada y te puede producir una gastroenteritis, que sin tratamiento e hidratación puede ser fatal.

Si alguna vez te pierdes, busca una botella de plástico transparente.

Es difícil que no encuentres ninguna, ya que todo el mundo está invadido por el plástico, aunque como recomendación sería una buena idea llevar una botella de plástico transparente siempre que salgamos al campo.