10 consejos para ahorrar agua mientras te bañas

Si tu abastecimiento de agua se vuelve bajo, limitado o escaso, o simplemente estás buscando ahorrar dinero sin gastar agua caliente, te recomiendo que sigas estos consejos para cuidar el agua de manera eficiente mientras limpias o te bañas.


1. Tomar una ducha, no un baño. Una bañera puede usar aproximadamente 130 litros de agua, mientras que una ducha de 5 minutos apenas 45 litros con una cabeza “normal” de aspersión, lo que permitirá ahorrar agua considerablemente.

2. Si es necesario tomar un baño, ahorra agua y únicamente llena una cuarta parte de la bañera.


3. Tomar una ducha corta, ¿realmente necesitas más de 10 minutos bajo la ducha para estar perfectamente limpio? Cada minuto podría salvar casi 9,5 litros.

4. Tomar una ducha marina. Prende la ducha y mójate. Apágala y ponte jabón. Luego, préndela nuevamente y enjuágate rápidamente. Esto ahorrara una increíble cantidad de agua.

5. Tener una cabeza de aspersión de bajo flujo. La mayoría de las cabezas de las duchas utilizan casi 9,5 litros por minuto, pero se pueden encontrar algunas que utilicen apenas cerca de 2 litros por minuto sin cambiar drásticamente la experiencia al ducharse. Esto ahorrará hasta un 80% de agua comparado con una cabeza promedio.

6. Tener una esponja de baño. Agregar agua caliente en un recipiente, sumergir la esponja o una toallita, enjabonarla y lavarse. Retirar el jabón de la esponja (volver a colocar agua limpia) y volverla a utilizar para enjuagarse. Puede sonar un poco desagradable, pero funciona de misma manera que una ducha para remover la suciedad y echar a los gérmenes.

7. Usar toallitas húmedas, pueden sorprendentemente hacer un buen trabajo sin necesidad de gastar agua.

8. Existen tiendas de suministros médicos que venden productos de limpieza, ya sea para el cabello o para el cuerpo, que utilizan muy poca agua.

9. Solamente lava lo que está sucio. Por ejemplo… ¿mal olor en los pies? Lávalos en un bol. El mismo método para los cortes o arañazos.

10. Compartir una ducha o un baño, aunque no es para todos.
Tal vez todo esto suene bastante obvio, igualmente, cada grano de arena aporta algo a los ahorros. Deberías considerar estos consejos a futuro, podrían servirte en situaciones extremas en las que no tengas disponibilidad de agua. Algunas toallitas húmedas u otra variedad de artículos similares es aconsejable tener precisamente para este tipo de situaciones.