¿Cómo sobrevivir a un ataque terrorista?

Hay que admitir que este asunto es bastante complejo si tenemos en cuenta que a lo largo y ancho del planeta, durante un año, suelen ocurrir un número elevado de atentados terroristas casi por pura estadística. Es por ello por lo que vamos a dar una serie de recomendaciones que nos van a ayudar a sobrevivir si nos vemos involucrados en una de estas situaciones tan espinosas.


En primer lugar, lo que tenemos que hacer, aunque es algo que puede resultar obvio, es mantener la calma. En el momento en el que se produce un atentado, por norma general, la gente suele perder los nervios y caer presa del pánico para, a continuación, comenzar a comportarse de un modo completamente irracional. Por ese motivo, no deberemos comenzar a correr sin ningún sentido.

Deberemos detenernos unos segundos y evaluar la situación. Seguramente, a raíz de ese momento sabremos, seguramente, en qué dirección correr. Y es que este primer paso es fundamental ya que nos va a permitir alejarnos del peligro inmediato y gozar de una sensación de seguridad que hace unos instantes no teníamos.




A continuación, una vez ha tomado la decisión de la dirección en la que debe ir, debe refugiarse en un lugar, el cual, esté ventilado y, al ser posible, al aire libre. No es extraño ver atentados perpetrados con algún tipo de gas nocivo para el ser humano o, también, ver cómo la acumulación de humos puede llegar a provocar más de una muerte.

Una vez se encuentre en ese lugar que ha elegido, debe estar lo más lejos posible de cualquier objeto que sea susceptible de ser sospechoso. A lo largo de la historia, la inmensa mayoría de atentados se han producido a partir de sendos explosivos. Es por ello por lo que nos debemos mantener a cierta distancia de cualquier tipo de objeto que pueda tener un aspecto o una forma extraña. De ese modo evitaremos males mayores y correremos menos riesgos.

Por último, y si puede, debe avisar a las autoridades o al servicio de emergencia si ha salido dañado del mismo aunque ya esté a salvo. Incluso, debe avisar a cualquier familiar o amigo para avisar de la situación y hacer que le presten la atención oportuna si esta es necesaria en su situación.

Una serie de normas, en resumen que, puestas en práctica con la suficiente frialdad, nos puede salvar de algo tan atroz como puede llegar a ser la muerte.



Ver más artículos: Técnicas de supervivencia